Una profesora de colegio les explicaba a sus alumnos que las ballenas no pueden tragarse a los hombres porque, a pesar de que son animales grandes, tienen una garganta pequeña. Uno de ellos, que estaba en desacuerdo, le alegó a la profesora que Jonás había sido tragado por una ballena. La profesora irritada le respondió: “Ya te he dicho, Carlos, que eso es imposible”. Carlos le contestó que cuando fuera al cielo le preguntaría a Jonás. Entonces la profesora, con un tono sarcástico, le preguntó: “¿Qué tal si Jonás se fue al infierno y no al cielo?” A lo que Carlos respondió: “Entonces usted será quien le pregunte”.

Los finales inesperados, como el de esta historia, o los que rompen esquemas como en ciertos chistes, son los que nos generan humor. Según Edward de Bono, experto de la creatividad, estimular la ruptura de esquemas fomenta la creatividad en la empresa. A mayor humor en la empresa, habrá mayor creatividad. 

 

Cada vez más empresas de servicios incluyen en su enunciado de valores, el del sentido del humor. Lo hacen porque saben que las personas, cuando viven el sentido del humor, son más creativas y están más relajadas, lo que les permite dar un mejor servicio.

 

Según Peter Jonas, experto en temas de sentido del humor en la empresa, el valor del sentido del humor tiene muchos beneficios. En primer lugar, ayuda a curarte como persona, potencia el sistema inmunológico, disminuye el cortisol e incrementa las endorfinas, lo cual  alivia las tensiones. En la oficina, muchos hemos vivido momentos de tensión que se vieron relajados por una buena broma. También se han realizado estudios en universidades donde se hicieron clases con y sin humor. Al cabo de seis semanas, las personas que tuvieron clases con humor mostraron un aumento significativo en la retención de lo enseñado. En conclusión, 

 

Una empresa que fomenta el sentido del humor estará fomentando el bienestar de su personal, la creatividad y flexibilidad, el servicio al cliente y el aprendizaje.

 

¿Pero cómo hacerlo en la empresa, donde siempre falta tiempo? No hay tiempo para nada, pero sí lo hay para lo que la alta gerencia considera importante. Si realmente se ve la importancia del sentido del humor, hay que darse tiempo. 

Por ejemplo, conozco una empresa que hace una fiesta anual de disfraces con todo su personal. La alta gerencia invierte varias horas preparando una pequeña coreografía para presentarla a toda la organización. Otra empresa que tiene un intranet para el personal, todos los meses invierte tiempo de la alta gerencia pensando en la caricatura del mes, donde crean caricaturas con escenas cotidianas de la empresa. Otra organización envía a sus ejecutivos la broma del día para que inicien con buen ánimo su jornada laboral. Estas actividades requieren tiempo, pero estas empresas están comprometidas con el sentido del humor.

Pero no todo es color de rosa con el sentido del humor. Se debe tener cuidado con las bromas que afectan a un grupo de personas como las burlas, bromas con contenidos racistas, de discriminación de género, o de religión, entre otras. Cuando el sentido del humor se utiliza con exceso, también causa problemas, así como cuando sólo se bromea y no se avanza nada en serio. Por último, hay situaciones donde el sentido del humor puede considerarse una falta de respeto. Por ejemplo, cuando una persona ha preparado una presentación y se le interrumpe frecuentemente con bromas. Entonces la persona podría sentirse agredida por el sentido del humor. 

Aprendamos a descubrir y a fomentar un sentido del humor sano. No solo mejorará el clima laboral sino que además tendrá una empresa más productiva.

 

 

Por David Fischman

 

 

Artículos relacionados:

El Edipo y la vida en la oficina

Cómo lograr pasión en acción

Las neuronas espejo: La neurociencia de la empatía


 

Conoce Effectus Fischmanconsultora de Recursos Humanos de David Fischman                                                                                                                      

Etiquetas: cultura organizacional, clima laboral, recursos humanos, liderazgo. 

*Si desea recibir los artículos de David Fischman vía mail, envíe un correo a "info@effectusfischman.com" o solicítelo aquí.

Regresar


Contáctanos