¿Por qué es tan difícil formar hábitos saludables?

 

Imagine que usted ha decidido hacer deportes. Siente que lleva una vida sedentaria, que si no hace algo, se encontrará con la vejez muy rápidamente. Por eso, 100% decidido, fue al gimnasio, pagó la membresía por un año, para forzarse a tener una rutina deportiva todas las mañanas. La primera semana empezó bien, aunque tenía que despertarse a las 5:30 am, lo hizo, pero ahora está en la tercera semana y ya ha faltado dos días porque no pudo levantarse. La verdad, es que le cuesta salir de la cama y luego tiene que correr al trabajo y usted termina agotado. No sabe qué hacer, pues por un lado quiere hacer deportes, pero por otro lado, le da flojera y le provoca olvidarse del tema.

Este dilema, planteado en el párrafo anterior, lo viven miles de personas. Los gimnasios hacen dinero con los participantes “fantasma”, que pagan y después de un tiempo, no aparecen más. ¿Por qué es tan difícil formar hábitos saludables?

Como hemos mencionado en artículos anteriores:

La disciplina es como un músculo que a medida que lo ejercemos, se agota. Es decir, tenemos una cantidad limitada de disciplina, que si la usamos, ya no nos quedan fuerzas para controlar nuestros impulsos.

 

Neuronalmente, la disciplina se ubica en la corteza pre-frontal del cerebro, es donde se encuentra nuestra capacidad de tomar decisiones, de autorregularnos, de prestar atención, entre otras funciones.  Sin embargo, como menciona Charles Duhigg, en su libro “El poder de los hábitos”, los hábitos se almacenan  en una zona diferente del cerebro, la de los ganglios basales. Una vez que se forma un hábito, este actúa de forma automática y no usa otros recursos neuronales.

Es por esto, que es mejor usar nuestra disciplina limitada para formar hábitos saludables y luego estos hábitos, una vez instalados, nos ayudan a llevar la vida que queremos. Según Duhigg, para instalar un hábito se requiere de una señal, una rutina que repetimos varias veces y luego, un premio o gratificación. Por ejemplo, aquellas personas que tienen el hábito de comer un postre después de cenar. La señal sería terminar la comida, el objetivo de la señal es indicarle al cerebro que “lance” el hábito. La rutina sería comer el dulce y la gratificación sería “la inyección” de azúcar a la sangre que genera una sensación inmediata de bienestar y gratificación (aunque posteriormente nos pueda hacer daño). 

Veamos qué pasó con la persona que deseaba generar el hábito de hacer deportes en un gimnasio. La señal, posiblemente era ver la hora, el reloj despertador o tomar desayuno. La rutina era hacer deportes. Pero ¿cuál era la gratificación? Cuando uno empieza a hacer deportes no hay mucha gratificación, más bien hay músculos adoloridos. Si uno continua haciendo deporte por un tiempo, empieza a sentir la sensación de bienestar generada por las endorfinas. Pero la gratificación de un postre no compite con la gratificación a mediano plazo de hacer deportes.

Quizás a la persona le faltó generar un premio temporal hasta que el deporte la empezara a gratificar. Por ejemplo, después de hacer deporte podría haberse “premiado” con un helado de dieta o algún dulce bajo en calorías.

Si tenemos clara la señal, repetimos una rutina por 30 días y obtenemos una gratificación y así el hábito se forma.

 

Si uno es consciente de cómo formar los hábitos, cuenta con más posibilidades de instalar en su cerebro aquellos hábitos necesarios para tener la vida que desea.

 

 

Por David Fischman

Artículos relacionados:

El porqué de una Visión

¿Trabaja usted aplicando sus fortalezas?

Cuando ganar importa más que medir el clima laboral

 


 

Conoce Effectus Fischmanconsultora de Recursos Humanos de David Fischman                                                                                                                                         

Etiquetas: cultura organizacional, clima laboral, recursos humanos, liderazgo. 

*Si desea recibir los artículos de David Fischman vía mail, envíe un correo a "info@effectusfischman.com" o solicítelo aquí

 

Regresar


Contáctanos