El instituto Great Place To Work (GPTW) encuestó a 18,500 personas para evaluar el clima laboral de un gran número de empresas. El cuestionamiento que se hizo GPTW fue, ¿qué factores son los que más influyen en las organizaciones para que se conviertan en un excelente lugar para trabajar? También, ¿cuáles son los elementos más relevantes que debería reforzar una empresa con un clima laboral regular para estar entre las 25 primeras? De las respuestas se desprenden que los elementos más relevantes son:

1.- Remuneraciones y compensaciones- El 73% de los empleados de las 25 mejores empresas considera estar satisfecho con sus remuneraciones y compensaciones versus solo el 53% en todas las empresas del estudio. Hay que tener cuidado interpretando esta estadística. No necesariamente aumentando los sueldos obtendremos mejor clima. Si vamos a un restaurante con altas expectativas y, luego de comer, no nos pareció tan buena la comida, tampoco nos gustó el ambiente o la atención, y nos llega una cuenta elevada, seguramente reclamaremos por el precio. Pero si la comida es excelente, el ambiente agradable y el servicio de primera, cuando nos llegue el mismo precio, nos parecerá razonable. Lo mismo ocurre con los sueldos. Si en la empresa se vive un buen ambiente, existe un buen liderazgo, hay reconocimiento, confianza y camarería, la percepción de los sueldos será mejor que en una empresa que paga lo mismo pero cuyo ambiente es deficiente. Mi consejo para las empresas con mal ambiente, es que primero corrijan otros elementos del clima y luego los sueldos.
 
2.- Reconocimiento- 75% de las mejores empresas se consideró satisfecho con el reconocimiento versus solo el 56% del resto. Aquí el reconocimiento que más impacta en el clima según investigaciones no es el reconocimiento formal, como el reconocimiento de empleado del mes, o los premios establecidos en la empresa. El reconocimiento más impactante es el que el jefe da al subordinado informalmente, al expresarle gratitud en el trabajo. Pero para estar agradecidos primero hay que tomar conciencia del regalo que recibimos. Es decir, tomar conciencia de lo bueno que hacen nuestros colaboradores. Algunos pensarán “¿cómo quieren que tome conciencia de lo bueno que hacen mis colaboradores, si con las justas tengo tiempo para lograr mis objetivos y hacer mi trabajo?” Si usted piensa así, recuerde que su trabajo, como jefe, no es solo lograr objetivos, sino liderar a sus seguidores. Esto implica dedicar un porcentaje de su tiempo a pensar en ellos, apoyarlos y reconocerlos. 

3.- Proveer autonomía en la toma de decisiones- 75% de las personas en las mejores empresas para trabajar opinaron estar satisfechos con la autonomía que tienen para la toma de decisiones versus solo el 59% del resto de empresas. Si usted cree que este elemento no es tan importante, recuerde algún episodio en su trabajo en el que haya tenido una excelente idea que no pudo implementar porque no tenía el poder ni la autonomía para hacerlo. ¿Cómo se sintió? Es sumamente desmotivador no contar con el poder para expresar nuestra iniciativa y capacidad.

4.- Que los asensos se den a los que se lo merezcan.


5.- Que los jefes tengan una conducta consecuente con lo que predican.

De estos 5 elementos que generan un excelente clima, 3 dependen enteramente de la capacidad de liderazgo de los jefes: el reconocimiento, la entrega de poder y la coherencia de sus conductas. En conclusión, si quiere generar un alto impacto en el clima laboral de su empresa, invierta en mejorar la capacidad de liderazgo de sus directivos. 

Por David Fischman

 

► Continúa aprendiendo:

La autoeficacia como fuente de motivación en la organización

El poder del reconocimiento en la organización

El liderazgo organizacional: ser o parecer

 

► Conocer Effectus Fischman, consultora de David Fischman

 

Regresar


Contáctanos